Loading...

La osteopatía o medicina osteopática se basa en que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros afectando a nuestra salud.

 

El tratamiento osteopático desarrollado por Andrew Taylor Still busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de auto-curación con diversas técnicas terapéuticas que ponen especial atención en la estructura y problemas mecánicos del cuerpo: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de estiramiento, funcionales, entre muchas otras… tratando las disfunciones, la hipermovilidad o hipomovilidad que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras, el cráneo.

 

Existen ocho principios básicos en la osteopatía, los cuales son ampliamente enseñados en la comunidad osteopática internacional:

 

– Holismo: el cuerpo funciona como una unidad, no como un conjunto de órganos.

– Relación forma-función: la estructura de un órgano influye en su función y viceversa.

– Homeostasis: el cuerpo posee mecanismos autorregulatorios.

– Autocuración: el cuerpo siempre busca su reparación, aunque la enfermedad altere ese esfuerzo. Influencia interna por medio de acciones externas: las fuerzas externas modifican la forma y función internas.

– Influencia interna: por medio de acciones externas: las fuerzas externas modifican la forma y función internas.

– Circulación: el movimiento de fluidos corporales es esencial para el mantenimiento de la salud.

– Inervación: los nervios juegan un papel crucial en controlar los fluidos corporales.

– Componente somático de la enfermedad: toda enfermedad se manifiesta de forma externa como síntoma somático.

1ao_foto_osteopatia
2ao_foto_osteopatia