Loading...

La Podología es una especialidad médica que tiene por objeto el estudio de las enfermedades y alteraciones que afectan a los pies. Abarca desde su diagnóstico a su tratamiento, mediante técnicas terapéuticas propias de su disciplina.
Es importante ser consciente de que debemos cuidar nuestros pies, no sólo por la estética, sino principalmente por la salud, pues los pies son el apoyo de nuestro cuerpo durante toda la vida, siendo su función fundamental para nuestra vida diaria. Por todo ello, es recomendable acudir al podólogo al menos una vez al año, especialmente niños, ancianos y deportistas.

 
LA FIGURA DEL PODÓLOGO:

El podólogo es el profesional de la salud capacitado como máximo especialista en el cuidado de los pies. Previene, diagnostica y trata los problemas del pie, ocupándose de un cuidado completo e integral del mismo, así como de su relación con el resto del cuerpo, puesto que así como hay enfermedades sistémicas que pueden provocar patologías en el pie también un mal funcionamiento del pie puede producir diversos problemas en el resto del organismo.
La estructura y el funcionamiento de los pies son complejos y exigen al podólogo profundos conocimientos en distintas materias, así como las habilidades y aptitudes necesarias para elaborar cualquier tipo de tratamiento del pie, mediante procedimientos terapéuticos propios de su disciplina.

 

NUESTROS SERVICIOS:

En nuestra clínica prestamos una asistencia integral y especializada a través de nuestros servicios, a todos aquellos pacientes que presenten alguna patología o alteración en los pies.

Quiropodología: Tratamiento de las distintas afecciones de los pies, tales como, la eliminación de hiperqueratosis (durezas y callos), el tratamiento de micosis (hongos en la piel), papilomas y el tratamiento específico de las uñas: hematomas subungueales, onicomicosis (hongos en uñas), onicogrifosis (uñas engrosadas) y onicocriptosis (uñas encarnadas).

– Ortopodología: Tiene por objeto el tratamiento y rehabilitación de las enfermedades y anomalías del sistema músculo esquelético del pie mediante soportes plantares personalizados (plantillas) y ortesis digitales de silicona. Siempre es un tratamiento específico para cada persona, irá en función de la tipología de pie, calzado, objetivo de la plantilla y, obviamente del diagnóstico

– Biomecánica: Consiste en la exploración clínica del paciente tanto en estática como en dinámica. Valorando el pie así como su relación con otras estructuras como la rodilla, la cadera o la columna para su posterior diagnóstico y tratamiento. Realizando un correcto estudio de la marcha podemos prevenir la aparición de lesiones musculares y osteoarticulares como los esguinces de repetición, metatarsalgias, talalgias, etc.

– Pie diabético: El pie diabético genera un importante problema en nuestra sociedad, por su alta prevalencia, incidencia y complicaciones. Es la principal causa de amputaciones no traumáticas en nuestro país. Por ello, es necesario un buen cribado del paciente diabético para conocer los factores de riesgo predisponentes para desarrollar lesiones en el pie.

– Podología pediátrica: Exploración y tratamiento específico de las patologías del pie y de la marcha en niños. Si se realiza el diagnóstico y tratamiento adecuado de forma precoz, la mayor parte de problemas en los pies y la marcha pueden mejorar mediante tratamientos sencillos (ejercicios adaptados, plantillas personalizadas, férulas, etc.).

– Podología geriátrica: La podología en el mundo de la geriatría es esencial en la calidad asistencial de las personas mayores. Este servicio no sólo se centra en la quiropodología más básica sino que además da gran importancia al pie de riesgo (muy frecuente en nuestros mayores), a las alteraciones de la marcha propias de la edad y también al asesoramiento en la elección de calzado. Un calzado adecuado disminuye lesiones en el pie y es una base más positiva en el equilibrio del anciano.

– Podología deportiva: El pie es la zona anatómica que más estrés sufre en la práctica deportiva, sobre todo en deportes de carrera y salto. Cualquier alteración tanto estructural como en alineación va a repercutir directamente sobre el resto del aparato locomotor. Por lo que el objetivo de la podología deportiva es prevenir y tratar las lesiones de los pies, mediante el estudio de los aspectos biomecánicos en el deportista y su correcto movimiento.

– Visitas domiciliarias: En el caso de aquellas personas de movilidad reducida, que tengan dificultades para desplazarse se ofrece la posibilidad de recibir un tratamiento integral a domicilio tanto para solucionar posibles patologías como para el mantenimiento, prevención y cuidado de tus pies.

1ao_fotos_incrustada_1280
2ao_fotos_incrustada_1280
3ao_fotos_incrustada_1280
4ao_fotos_incrustada_1280